PRD, cavando su tumba

Por: Manuel López San Martín  (Político.Mx)

prd
                                  Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro

Lo que suceda –y ya está ocurriendo- con el PRD en el Edomex podría representar el inicio del funeral que culmine con su entierro el próximo año.

El sol azteca, controlado en el estado por Héctor Bautista está desdibujado. Ha resultado convenientemente dócil al gobierno mexiquense durante los seis años de Eruviel Ávila aunque ahora, en un arranque opositor, Bautista, líder de la tribu ADN empuje a Juan Zepeda, lo que podría derivar en fractura.

De los cuatro precandidatos que Zepeda tenía enfrente, Max Correa ya se pasó a Morena, y Javier Salinas y Eduardo Neri, dejaron entrever que si es ungido, podrían irse del PRD. Sería otra desbandada. Una más que se suma a la nacional que comenzaron Cuauhtémoc Cárdenas y Alejandro Encinas hace años, y que se sigue alimentando del cada vez más raquítico grupo parlamentario perredista en el Senado –donde la mitad de sus integrantes ya renunciaron a su militancia-.

Morena, anarquía en la CDMX

La presidenta del sol azteca Alejandra Barrales no solo ha sido incapaz de frenar a los tránsfugas, sino que se ha convertido en factor de la salida de varios. Barrales, quien llegó al cargo impulsada por ADN de Bautista y la mancerista Vanguardia Progresista, más que ser presidenta de un partido, se ha convertido en dirigente de tribus. Eso la anula para evitar la confrontación y generar condiciones de gobernabilidad dentro del sol azteca.

No puede ser parte de la solución, porque es parte del problema. Las voces que piden su salida crecen. Ella misma tuvo que detenerse en el tema ayer en una conferencia de prensa.

“Mi objetivo es la unidad del PRD. Estaré al frente mientras le sea útil”, dijo.

Lo cierto es que, a este paso, cuando hablemos del sol azteca, será más fácil enlistar a quienes sigan en el partido, que a quienes ya se hayan ido.

El PRD, que estuvo a un tris de ganar la Presidencia en 2006, hoy apenas araña el doble dígito. De segunda fuerza hace diez años, a cuarta hoy.

 Alianza PAN-PRD murió sin haber nacido

Con sus dos únicos ex candidatos a la Presidencia, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, fuera del partido; con los cinco ex jefes de gobierno emanados del sol azteca sin militar, además de Cárdenas y AMLO, Rosario Robles, Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard; y con Miguel Ángel Mancera negado a afiliarse; el perredismo hace agua. No solo eso, en el bastión amarillo, la CDMX, según cualquier encuesta, ganaría Morena. Y en el Edomex, la parada electoral previa a 2018, se encamina al abismo. Aparece en las encuestas en el cuarto lugar, detrás de PRI, PAN y Morena.

A eso hay que sumar que los perredistas están borrados del mapa en buena parte del país. De las 12 entidades donde hubo elecciones el 5 de junio del año pasado, por ejemplo, hay algunos, como Tamaulipas, Sinaloa y Chihuahua, donde no llegan ni al 3%; en Puebla y Aguascalientes no alcanzan ni el 6%.

El PRD se desdibuja y su caída podría acelerarse con la elección mexiquense. Quizá sea el inicio del funeral que terminaría con la sepultura en 2018.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s