thumbnail_davidmonrealconferencia-1Con el firme objetivo de erradicar la deserción y el abandono escolar por falta de oportunidades, el Senador de la República por Zacatecas, David Monreal Ávila, presentó una iniciativa de ley para que sea obligación de las autoridades educativas establecer un programa universal de becas dirigido a los estudiantes de educación media y superior, y con ello otorgarles mayores garantías para terminar sus estudios.

Expuso en tribuna que en materia de cobertura educativa, en los últimos 50 años el país ha tenido un avance significativo, mientras que en el año de 1970 el 36.1 por ciento de la población de 6 a 14 años no asistía a la escuela, para 1990 esta cifra había disminuido al 13.4 por ciento.

En cuanto a la educación básica y media superior, México tiene una de las fortalezas del Sistema Educativo, ya que el número de niños y adolescentes en edad escolar que están fuera de la escuela es porcentualmente bajo en comparación con años anteriores, sin embargo, cuando estas cifras se comparan con otros países, los resultados no resultan tan significativos, sobre todo en la educación media superior.

Monreal Ávila explicó que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de 2005 a 2012, la población de 25 a 34 años en México que habían alcanzado la educación media superior aumentó en 8 puntos porcentuales, de 38% a 46%. Sin embargo, este mismo organismo señala que este porcentaje es mucho menor que el promedio de los miembros de la OCDE que se ubica en 83%.

Asimismo, la OCDE reconoce que en México se ha aumentado el nivel de adolescentes de 15 a 19 años que estudian: del 48% al 54% entre 2005 y 2013. Sin embargo, a pesar de este aumento, en 2013 México fue uno de los dos países de la OCDE donde menos de 60% de los jóvenes de 15 a 19 años estaban inscritos en el sistema educativo.

En este sentido, acotó el legislador, si bien el acceso a la educación básica, media superior y superior ha tenido un aumento significativo, sobre todo en los dos primeros niveles de estudio, existen datos que revelan que hoy en día la problemática no se centra en el ingreso a cualquiera de los niveles educativos, sino en la permanencia en los mismos, sobre todo las estadísticas muestran que en la educación media y superior es donde la deserción y el abandono escolar cobran mayor fuerza.

Las causas de la deserción y el abandono escolar son diversas, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Deserción Escolar 2012, algunos estudios sostienen que el problema de la insuficiente escolarización en los países de Latinoamérica se refiere, más que a la cuestión de la cobertura, a la limitada capacidad de los sistemas educativos para garantizar que el alumno pueda permanecer en la escuela, ya que tal como ha sido descrito, hoy en día en México los estudiantes tienen grandes posibilidades de ingresar a la educación media y superior, sin embargo, mantenerse en dichos niveles educativos es el reto a vencer.

Asimismo, el estudio señala que también, aunque en menor medida, se asocian algunas problemáticas cada vez más comunes entre la juventud, como las adicciones y los embarazos a temprano edad en adolescentes. En este sentido, establece que el común denominador de estos factores consiste en que la responsabilidad en su producción y reproducción se atribuyen a agentes extraescolares como pueden ser el Estado, la comunidad, el mercado y la familia, de tal manera que del análisis de estos elementos se puede concluir que la inequidad es el factor determinante para la deserción escolar.