bracho-6* Piden morismeros dar vida al lugar durante todo el año y no sólo de mayo a agosto, cuando se realizan las fiestas tradicionales

 

ZACATECAS. Tras reconocer la gestión realizada por Judit Guerrero López para la rehabilitación de la fachada del castillo de las morismas de Bracho, integrantes de la Cofradía San Juan Bautista le pidieron mantener el apoyo y generar condiciones para dignificar el espacio y darle vida, pues sólo de mayo a agosto es cuando es visitado.

Encabezados por Juan Ortiz Vázquez, presidente de la cofradía, los morismeros hicieron saber a la candidata a presidenta municipal de la capital por la Coalición Zacatecas Primero sus inquietudes.

Explicaron que aunque de lunes a sábado en ocasiones llegan autobuses con turistas, no siempre se bajan al Museo de las Morismas de Bracho –donde se realizó el encuentro-, sólo dan un paseo, visitan la capilla y se toman fotografías con la estatua de san Juan Pablo II.

“No conocen lo que hacemos aquí, la tradición que tenemos y por la cual Zacatecas es conocido a nivel nacional e internacional; queremos que de manera permanente, todo el año, sea atractivo venir, no sólo para la gente de aquí, sino que sea de interés para los turistas”, subrayó el presidente cofrade.

Para ello, dijo, se le solicitó a la candidata que ayude a los vecinos de la zona a gestionar proyectos productivos con el fin de establecer algunos pequeños negocios que les permitan colaborar con el desarrollo turístico del lugar, con la venta de comida típica, artesanías o diversos servicios.

Reconocieron la labor de Judit Guerrero López, impulsora de la obra de rehabilitación de la fachada del castillo del campo de Bracho, “lo que queremos es que este lugar sea más visitado, que no esté abandonado”, reiteró.

Si bien es cierto que en la administración pasada se remodelaron varias áreas, desde el museo hasta el castillo, la capilla y el mismo campo, sólo durante mayo que inician los preparativos para las fiestas y hasta agosto que se desarrollan, es cuando es visitado por los 14 mil morismeros que participan en la representación de la batalla entre moros y cristianos, así como miles de visitantes.

La aspirante a la alcaldía capitalina agradeció el apoyo de los cofrades y expresó su intención de que el corredor turístico que hay hacia el cerro de La Bufa o el Centro Histórico se extienda hacia Bracho, una zona que, en efecto, sólo durante las fiestas es tomada en cuenta.

Para ello, dijo que de llegar a encabezar la administración municipal, buscará mecanismos para lograr este plan turístico con el fin de que vecinos del lugar se vean beneficiados y se explote el desarrollo comercial y social de la zona.

“Caminemos de la mano todos juntos y podremos hacer de nuestro municipio un lugar más seguro”, acotó la candidata; posteriormente, aceptó compartir con ellos el pan y la sal.