david 6 (2)Al señalar que “desde antes de la promulgación e implementación arbitraría de la llamada Reforma Energética, el Ejecutivo Federal aseguraba que con la participación de la iniciativa privada se lograría impulsar la competitividad del sector energético”, David Monreal Ávila, Senador de la República, hizo un exhortó para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como la Comisión Federal de Electricidad, implementen medidas que se traduzcan en un freno al aumento de la energía eléctrica. 

Todo esto, enfatizó,  con el fin de que se logre un decremento de los costos y en beneficio de la sociedad civil. “El duro golpe a los mexicanos se ha materializado con el aumento mensual de los recibos y con la amenaza de que les corten el servicio, por lo que una acción de tal magnitud requiere explicaciones claras y soluciones factibles”, puntualizó.

Por lo que pidió a la Comisión Federal de Electricidad y a la Secretaría de Energía, a que elaboren un informe detallado para el Senado de la República, donde se expliquen los motivos por los cuales se ha aumentado constantemente el precio de la energía eléctrica.

“Se nos dijo que la economía nacional tendría un notable desarrollo desde diciembre de 2013, cuando esta Reforma se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el panorama económico y benefactor que se prometía, no ha cambiado ni mostrado una mejora en el patrimonio nacional, ni un beneficio en la vida y economía de la sociedad mexicana”, señaló Monreal Ávila, 

Pero por el contrario, los costos de la energía eléctrica y de los combustibles en general, han mantenido una tendencia a la alza, lo cual es un claro ejemplo en el constante aumento en el precio de las gasolinas, del diésel y del gas, para finalizar con la energía eléctrica.

Dicha situación es grave para la economía nacional, y tomó como ejemplo al estado de Sonora, donde algunos empresarios, ante el evidente fracaso de la Reforma Energética, buscan producir su propia fuente de energía en base a la utilización de paneles solares que permitan mantener un precio fijo en el consumo de esta energía. 

Señaló que el mensaje es claro: “a dos años de la aprobación de la reforma energética, los incrementos a gasolina, gas y electricidad se han dado paulatinamente, demostrando una visión fallida de dicha reforma”. 

Finalmente señaló que como Senador  no se puede ser indiferente a las diversas cuestiones que afectan directa e indirectamente a la población, ya que es a través de este ámbito en donde se desarrolla la obligación de representar los intereses sociales, los cuales se ven trastocados de forma evidente con la mal llamada Reforma Energética.