sen. David Monrreal sesion ordinaria 02dic14 ffS (5)Al emitir su postura en la comparecencia de la Procuradora General de la Republica, Arely Gómez, el Senador David Monreal Ávila, señaló que  “uno de los principales retos de la Procuraduría General de la República y de toda la Administración Federal, es recuperar la confianza de la población en las instituciones y en los servidores públicos que las dirigen.

 También señaló que “es innegable que la ciudadanía no acude a levantar sus quejas o denuncias, sencillamente porque no tienen confianza en el quehacer de las instituciones”. 

 David Monreal, hizo énfasis en que la PGR no puede ser omisa a la situación de los servidores públicos de la institución, pues resulta preocupante que, según cifras del Órgano Interno de Control de dicha institución, de enero a junio de este año, ya se haya sancionado a 25 agentes del Ministerio Púbico de la Federación por responsabilidades administrativas

 “Esto genera una fuerte protesta e inconformidad por parte de la ciudadanía, que se traduce en la pérdida de confianza en las autoridades encargadas de perseguir los delitos, pues muchos de ellos se han quedado sin resolver por cuestiones de diversa índole, derivando al final en la percepción social de que en México los servidores públicos viven en la impunidad”, recalcó el senador Zacatecano.

 “Procuradora, me parece necesario y urgente que  tome en cuenta que hoy en día la percepción de corrupción e inseguridad entre la ciudadanía se encuentra en los niveles más altos, datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública y Urbana del INEGI, indican que 71.9 por ciento de la población mayor de edad, dicen que vivir en su ciudad es inseguro”. 

 Al cerrar su intervención, señaló que solamente con acciones firmes en contra de aquellos utilizan su cargo para beneficiarse de manera personal se logrará recobrar la confianza de la gente, y es en dicho sentido el que la Procuraduría General de la República (PGR) tienen importantes retos. 

 “Es necesario que la Procuraduría recobre la confianza perdida frente a la ciudadanía, de lo contrario cualquier acción carecerá de legitimidad, lo que conlleva al desconocimiento de las acciones de las autoridades”.