• En ambos casos se siguen líneas de investigación relacionadas con el crimen organizado: PGJE

 

f97655a5-52fd-41f0-9f06-23e8802976f8Zacatecas, Zac.- El Gobernador Alejandro Tello Cristerna ordenó de manera inmediata a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dar puntual seguimiento a las investigaciones sobre los casos de tres menores de edad que perdieron la vida por impactos de arma de fuego, en Guadalupe y Fresnillo.

 
Los lamentables hechos tienen consternadas a las autoridades estatales, por lo que el mandatario estatal hizo suyo el reclamo social para que ese tipo de acontecimientos no se repitan en la entidad, y que las instancias de seguridad trabajen por conservar la tranquilidad y la Paz.
 
Francisco Murillo Ruiseco, procurador general de Justicia del Estado, refirió que se están revisando todas las probables hipótesis de investigación, con base en la información que se tiene, tanto de las hermanas Julia y Gabriela, de 15 y 17 años de edad, como del padre del niño Danay Antonio, de 4 años de edad.
 
Destaca que el caso de Fresnillo, registrado a las 21:50 horas del pasado viernes, en la salida a la carretera a Estación San José, inició a las 21:30 horas en la calle 20 de noviembre, cuando sujetos con armas de fuego intentaron privar de la vida a Danay Antonio García, de 32 años de edad, quien respondió a la agresión y posteriormente se dio a la fuga.
 
En ese sentido, refirió que se investiga la probable vinculación de ese hombre en hechos relativos al robo de vehículos. Dijo que, de acuerdo a como se dieron los hechos, existe un modus operandi similar al de los grupos delincuenciales, para reducir la fuerza humana de sus antagónicos, pues la persecución duró casi 20 minutos.
 
Aseveró que Donay Antonio ya cuenta con algunos antecedentes que lo señalan como probable responsable de los delitos de robo y abuso de confianza, así como dos órdenes de aprehensión, una por daño en las cosas, cancelada el 1 de abril de 2013, y la otra cumplimentada el 18 de mayo de 2015.
 
Aclaró que existe el compromiso de la PGJE de profundizar en esas líneas y las que deriven, para llegar al fondo de los motivos que originaron la agresión en su contra, donde perdió la vida su hijo menor y resultaron heridos él y su esposa, en tanto que su hija, de 6 años de edad, resultó ilesa.
 
Puntualizó que en el caso de las menores Julia y Gabriela, cuyos cuerpos fueron encontrados sin vida el viernes por la mañana en la comunidad de Zoquite, Guadalupe, se sigue una línea de investigación de actividades de un grupo de secuestradores.
 
Refirió que un hermano de ellas, mayor de edad, al parecer las tenía colaborando para cuidar plagiados y buscar probables víctimas, por lo que las autoridades ministeriales indagarán también sobre esa línea de investigación.
 
Recordó que dos días antes, en la cabecera municipal de Trancoso, un par de primos hermanos de las dos jóvenes fueron privados de su libertad por un grupo antagónico y los dejaron con vida, pero severamente golpeados, para que dieran un mensaje al hermano de las dos mujeres, a quien identifican como líder de un grupo delincuencial en la región Guadalupe, Trancoso y Ojocaliente.
 
Murillo Ruiseco comentó que en ambos casos se aprecia cierto grado de responsabilidad de las personas adultas, que estarían vinculadas a hechos delictivos, que derivado de ello ponen en riesgo a los menores que están cerca de ellos, como un rasgo característico que ha quebrantado el tejido social desde la propia familia.
Anuncios